Francisco: “No a la trata de personas, una plaga aberrante y criminal”

angelus_560x280

El Papa denuncia “nos hemos habituado a considerarlo una cosa normal

 

(Jesús Bastante).- No a la trata de personas, “Una plaga aberrante, forma de esclavitud moderna” que ha de ser “completamente erradicada”. Con motivo del Día Mundial de lucha contra la Trata, el Papa Francisco denunció que, hoy, “hay millones de hombres, mujeres y niños víctimas inocentes de la esclavitud laboral y sexual, y del tráfico de órganos”.

Nos hemos habituado a considerarlo una cosa normal”, clamó el Papa. “Esto es muy fuerte, cruel, es criminal”, denunció, exigiendo “el empeño de todos para que esta plaga aberrante sea adecuadamente erradicada”.

“Recemos juntos a la Virgen María para que sostenga a las víctimas de la trata y convierta el corazón de los traficantes“, invitó el Papa, al término del rezo del Angelus en la plaza de San Pedro.

Antes, Bergoglio reflexionó sobre las parábolas del tesoro escondido y la perla preciosa, abundando en el protagonismo del campesino que encuentra el tesoro en un campo que no es suyo, y el mercader que halla la perla más hermosa que jamás había soñado.

“Son dos hombres con oficios distintos, pero con el mismo objetivo: apuntar todo lo que tienen para obtener el tesoro que han descubierto”, subrayó el Papa, quien incidió en dos características “que conciernen al Reino de Dios: la búsqueda y el sacrificio“.

Porque, para encontrar el el Reino de Dios, hay que buscarlo, con un corazón que “arda del deseo de alcanzar el bien precioso, es decir, el Reino de Dios que se hace presente en la persona de Jesús, que es el tesoro escondido, la perla que puede cambiar de manera decisiva nuestra vida y darle significado”.

Para el Papa, “el discípulo de Cristo no es alguien que se ha privado de lo esencial, sino quien ha encontrado mucho más, la alegría plena que sólo el Señor puede donar, presente en los enfermos curados, en los pecadores perdonados, en el ladrón a quien se le abre la puerta del Paraíso”.

La alegría del campesino y del mercader, concluyó, “es la alegría de cada uno de nosotros cuando descubrimos la cercanía y la presencia consoladora de Jesús en nuestra vida”. Una presencia, asegura, que es “capaz de transformarnos el corazón y abrirnos a la acogida de los hermanos, especialmente de los más débiles”.

http://www.periodistadigital.com/religion/solidaridad/2017/07/30/erradicar-la-trata-de-personas-un-compromiso-ineludible-en-el-siglo-xxi-religion-iglesia-solidaridad-misiones-salesianas-dia-mundial.shtml

http://www.periodistadigital.com/religion/america/2017/07/28/combatir-la-trata-y-el-turismo-sexual-solo-es-posible-con-la-colaboracion-de-todos-religion-iglesia-manaos.shtml

Los comentarios están cerrados.