La Iglesia, preparada para asumir el exitoso modelo de Sant Egidio en Italia

francisco-y-refugiados_560x280

La CEE reclama oficialmente al Gobierno la apertura de “corredores humanitarios” para los refugiados

En las próximas semanas comenzarán los encuentros para estudiar su viabilidad

Jesús Bastante, 05 de marzo de 2017 a las 08:43

La Iglesia española quiere llevar la voz cantante en la acogida a los refugiados en nuestro país, lamentablemente paralizada durante meses. Y quiere hacerlo con una fórmula que funciona: la de los “corredores humanitarios” habilitados por la Comunidad de San’t Egidio en Italia, que ha conseguido llevar al país transalpino a más refugiados que la gran mayoría de países de la Unión Europea.

Según ha podido saber Religión Digital, la Conferencia Episcopal ya se ha dirigido oficialmente al Gobierno español para reclamar la apertura de “corredores humanitarios” en nuestro país. En las últimas semanas, tanto el presidente de la CEE, Ricardo Blázquez, como el cardenal de Madrid, Carlos Osoro, han manifestado públicamente lo “urgente” de esta medida, que se ha demostrado con éxito en Italia.

El propio Osoro tuvo oportunidad de visitar los centros de acogida de San’t Egidio en Roma (la parroquia que el Papa le ha otorgado tras recibir el capelo cardenalicio está asignada a este grupo), y comprobó cómo la idea es viable. Y, lo que más importante para el Gobierno español, segura y barata.

Ahora, y después de contactos informales entre responsables de la Mesa de Hospitalidad (organismo que aglutina a los organismos de Iglesia -diócesis, congregaciones religiosas y ONG- que trabajan con refugiados), miembros de San’t Egidio y responsables de distintas administraciones locales, autonómicas y estatales, la Iglesia ha dado el paso de manera oficial, y ha escrito al Ejecutivo de Mariano Rajoy solicitando discutir la viabilidad de esta medida. Los primeros encuentros arrancarán en las próximas semanas.

Hay que recordar que, un año después de su implantación, la comunidad católica de Sant’Egidio ha logrado acoger, de manera legal y segura, a casi un millar refugiados en el último año. Con el apoyo de otras comunidades religiosa italianas, como la Federación de Iglesias Evangélicas y la Mesa Valdesa, Sant’Egidio asume la mayor parte de las responsabilidades que conlleva la acogida de un refugiado. Estas organizaciones seleccionan a las personas y financian todos sus gastos.

Sin ayudas económicas del Estado, estas comunidades han asilado a más refugiados que 15 países de la Unión Europea en su conjunto. De hecho, solo seis estados de la UE han acogido a más personas: Alemania, Francia, Holanda, Finlandia, Portugal y España, que ha recibido a 744 afectados.

Hace unas semanas, en declaraciones a este portal, una de las responsables de San’t Egidio en España, Tíscar Espigares, afirmaba que “estamos trabajando para que tengan cabida en España”. En cuanto a la posible interlocución, Espigares subrayaba que “nos hemos encontrado con diferentes personas del Ministerio de Interior, que es el que tiene en España la competencia para emitir los visados. El impasse político y de Gobierno, con la consecuente inmovilidad, ha añadido dificultad. Yo insisto en que si se quiere, se puede, máxime cuando este proyecto no tiene ningún coste para el Gobierno“.

La sociedad civil está muy sensibilizada. Mucha gente nos ha llamado ofreciendo casa y ofreciéndose personalmente para ayudar”, añadía la responsable de San’t Egidio, incidiendo en que el llamamiento que hizo el Papa para que en todas las parroquias o comunidades de fieles se acogiese a una familia de refugiados “ha calado. En España, muchas personas, diócesis y parroquias se han ofrecido a acoger a una o a dos familias, cuando lleguen. La sensibilidad está. Esto es lo que me da mucha rabia, que la gente ve la necesidad, se ofrece, y de repente hay un muro ahí, que te impide desarrollar esa generosidad”.

Por su parte, el director de la Comisión Episcopal de Migraciones, José Luis Pinilla, sj., subraya cómo la Casa de la Iglesia “está colaborando estrechamente con la Comunidad de Sant’Egidio en este y en otros proyectos”. En cuanto a la acogida en España, recuerda, “la hemos reivindicado en sendos comunicados -en marzo y abril de 2016-, donde se recalcaba que necesitamos pasar de las palabras a los hechos e impulsar los corredores humanitarios como el modo más eficaz de abordar esta crisis”.

Así, el presidente de la Comisión, Ciriaco Benavente, se ha reunido en varias ocasiones con los responsables de San’t Egidio para concretar el proyecto “y ayudar en la búsqueda diocesana de alojamientos y familias que pudieran atender a los refugiados que llegaran por esta vía”.

Otra de las instituciones eclesiales más involucradas es la Mesa para la Hospitalidad, de la Diócesis de Madrid, así como la Plataforma “Migrantes con Derechos“, quer forman las cuatro grandes organizaciones eclesiales que trabajan con refugiados: Confer, Justicia y Paz, Cáritas y la Comisión de Migraciones. “Queremos abordarlo como Iglesia, de una manera conjunta. Y estamos a la espera de respuestas”, culmina Pinilla. Una respuesta que, como puede adelantar RD, ya se ha producido.

 

Los comentarios están cerrados.