Menéndez insta al Gobierno a “tomarse en serio” el drama de los inmigrantes

thumb

El presidente de la Comisión Episcopal de Migraciones considera un asunto de estado “evitar las mafias y las muertes

Saludando a los feligreses al término de la misa.

El Obispo de Astorga y presidente de la Comisión Episcopal de Migraciones ha instado al Gobierno y a la oposición a “tomarse en serio” el drama que viven los inmigrantes. Monseñor Juan Antonio Menéndez hacía estas declaraciones a este diario en el transcurso de su visita pastoral a la parroquia de Santibáñez de Vidriales, realizada este domingo, y a raíz del descubrimiento de más de 20 inmigrantes muertos en las costas de Melilla.

“Esta tragedia es el último eslabón de una cadena que nos está preocupando a todos porque nadie pone remedio a esta situación”, decía el presidente de la Comisión Episcopal. “Ni los gobiernos, ni la oposición a los gobiernos tienen la sensibilidad suficiente para poner los medios a esta cuestión que es un drama humano como ha señalado en varias ocasiones el Papa Francisco”. El prelado asturicense señala la necesidad de ponerse de acuerdo “para que la inmigración que se haga, sea siempre en libertad, con información verídica y acompañada de manera que se eviten las mafias, las muertes y todas las tragedias humanas que está causando esta situación”.

El presidente de la Comisión de Migraciones señala la trágica situación que viven los inmigrantes como “un problema de Estado”. Desde Naciones Unidas se está trabajando sobre un proyecto global para firmar dos acuerdos, uno de refugiados y otro de inmigrantes y “yo quisiera instar al Gobierno y la oposición a tomarse en serio el problema, esto no es una cosa menor, sino del presente y del futuro del cual dependen muchas vidas humanas”.

Monseñor Juan Antonio Menéndez insiste en “la necesidad de alzar la voz”, porque son muchas ya las situaciones que se están repitiendo con pateras que dejan vidas en el mar.

“Tenemos que trabajar todos para erradicarlo”, apostilla el prelado aduciendo que la erradicación más eficaz consiste en que en sus países puedan tener el desarrollo suficiente para poder vivir y si emigran que lo hagan en libertad y con la información suficiente de lo que se van a encontrar en el camino así como en los países de acogida que tengamos también la sensibilidad para acogerlos, respetar su dignidad, sus derechos e integrarlos en nuestra sociedad como personas humanas que son”.

El prelado asturicense iniciaba este domingo su visita pastoral en la parroquias de Vidriales, del arciprestago, los Valles-Tábara. Una gira que se extiende por las 89 parroquias del arciprestazgo, de un total de 970 con las que cuenta el amplio territorio diocesano que afecta a las provincias de Léon, Orense y Zamora.

Monseñor Menéndez abría la jornada con una misa y encuentro con los feligreses de la parroquia de San Esteban, en Brime de Urz, para presidir la celebración en la parroquia de San Juan Bautista de Santibáñez de Vidriales con un encuentro con las águedas, cuyo numeroso grupo de féminas, ataviadas con trajes tradicionales, participaron activamente en la ceremonia religiosa.

La parroquia de Santibáñez se erigió por momentos en la catedral de Astorga, ya que en esta iglesia vidrialesa, en lugar de en la seo, se presentaban los proyectos que emprende Manos Unidas.

El prelado continuaba su agenda, ya durante la tarde, en la parroquia de San Pedro de la Viña

Los comentarios están cerrados.