El Papa, sobre los refugiados: “Recibir, acoger, consolar e integrar. Lo que falta es la integración”

El Papa Francisco, con los migrantes

El Papa Francisco, con los migrantes

“Es muy difícil ponerse en el lugar de los demás, porque a menudo somos esclavos de nuestro egoísmo”

Cameron Doody/Aica, 28 de febrero de 2017 a las 22:09

Los que llegan a Europa huyen de la guerra o del hambre. Y de alguna manera somos culpables porque explotamos sus tierras, pero no hacemos ningún tipo de inversión para que ellos puedan beneficiarse

Acogida y solidaridad

En conversación con “Scarp de’ Tenis”, antes de su periplo por algunas de las zonas más desfavorecidas de la ciudad del norte de Italia el próximo 25 de marzo, el Papa señaló lo difícil que es “ponerse en los zapatos del otro”, y explicó qué aunque es algo bueno y justo dar limosna a los pobres, no se puede “arrojarle el dinero sin mirarle a los ojos, pues esto no es un gesto de cristiano”.

Ponerse en los zapatos del otro

Sigue leyendo

El arzobispo Omella expresa su apoyo a la movilización para acoger refugiados

omella

  • la Vanguardia/ Vida .Barcelona, 17 feb (EFE).- El arzobispo metropolitano de Barcelona, Juan José Omella, ha expresado hoy su apoyo a la movilización convocada para mañana en Barcelona para reivindicar la acogida de personas refugiadas.
  • Omella “a la luz del Evangelio y de acuerdo con la Doctrina Social de la Iglesia y el magisterio del Papa Francisco, acompaña de corazón a todas las personas refugiadas pidiendo al Señor su ayuda y su consuelo”, ha indicado el arzobispado en un comunicado.

“Ante la gran movilización convocada para mañana”, el arzobispo Omella agradece “la generosidad de nuestro pueblo en el acompañamiento de las personas que sufren y muy en particular a aquellas instituciones de la Iglesia que con su acción diaria se encuentran cerca de los más vulnerables”.

Monseñor Omella anima a todas las personas “a seguir fieles a esta labor de ayuda, siguiendo las palabras de Jesús que se nos juzgará por lo que hacemos y no por lo que decimos”. EFE

Obispo austriaco rompe barreras y construye el entendimiento

Un obispo que se rehusó a permitir la construcción de una cerca fronteriza en el terreno de la iglesia, ayudó a cambiar los corazones y las mentes en Austria.

El Obispo Ägidius Zsifkovics de Eisenstadt en su oficina en Viena. © ACNUR / Gordon Welters

El Obispo Ägidius Zsifkovics de Eisenstadt en su oficina en Viena. © ACNUR / Gordon Welters

EISENSTADT, Austria, 28 de diciembre de 2016 (ACNUR) – La posición moral de un obispo católico, que se negó a permitir que construyeran, en terreno de la iglesia, una barrera fronteriza para mantener a los refugiados fuera, ha ayudado a cambiar las políticas del Gobierno Austriaco sobre seguridad fronteriza.

“Es un mandato directo del Señor el ayudar a quienes lo necesitan”, dijo el Obispo Ägidius Zsifkovics, de Eisenstadt, en la región de Burgenland, en la frontera con Hungría.Su tono compasivo ha alentado a cientos de voluntarios a ayudar a solicitantes de asilo y poner a la región rural en el mapa cuando se trata de integración de refugiados.

Mohammad Reza Eslami vino de Irán con su esposa Mozhgan y sus hijas gemelas, Nikta y Niousha, de 15 años.Ellos llegaron antes de que se propusiera el plan de la cerca. “Queremos quedarnos aquí, es hermoso”, dijo Mohammad.

“Queremos quedarnos aquí, es hermoso”.

Después de la crisis de refugiados de 2015, las autoridades austriacas consideraron levantar una cerca pero ahora, en una de las aldeas, habrá un control de barrera, que llevará a un contenedor policial, y el ejército se desplegará de ser necesario.

El Obispo dice que él no está en contra de un esquema de revisión. “Todos los estados tienen derecho a proteger sus fronteras”. Sigue leyendo

DESDE LA CEM:Diócesis de Querétano. Presidente de la Comisión de Migración se opone firmemente al anuncio de la Administración de construir un muro en la frontera entre Estados Unidos y México, aumentar las fuerzas de detención y deportación

26 de Enero. http://www.diocesisqro.org

La valla de la ciuadad de Tijuana en la frontera entre México y Estados unidos. ALEJANDRO ZEPEDA (Efe)

La valla de la ciuadad de Tijuana en la frontera entre México y Estados unidos. ALEJANDRO ZEPEDA (Efe)

WASHINGTON – El presidente Donald J. Trump emitió hoy órdenes ejecutivas para construir un muro en la frontera entre Estados Unidos y México, aumentar significativamente la detención y la deportación de los inmigrantes, e ignorar / anular el juicio de la policía estatal y local sobre la mejor manera de proteger Sus comunidades.

La frontera entre Estados Unidos y México, que abarca aproximadamente 2000 millas, ya tiene aproximadamente 700 millas de esgrima y barrera que fue construida bajo la administración de George W. Bush. En respuesta a la decisión de construir un muro en la frontera entre Estados Unidos y México, el Obispo Joe Vasquez, Presidente del Comité de Migración y Obispo de la Diócesis de Austin, declaró:

“Estoy desalentado porque el Presidente ha priorizado la construcción de un muro en nuestra frontera con México. Esta acción pondrá las vidas de inmigrantes innecesariamente en peligro. La construcción de ese muro sólo hará que los migrantes, especialmente las mujeres y los niños vulnerables, sean más susceptibles a los traficantes y contrabandistas. Además, la construcción de tal muro desestabiliza a muchas comunidades vibrantes y bellamente interconectadas que viven pacíficamente a lo largo de la frontera. En vez de construir muros, en este momento, mis hermanos obispos y yo continuaremos siguiendo el ejemplo del Papa Francisco. “Queremos construir puentes entre personas, puentes que nos permitan romper los muros de exclusión y explotación”.

En relación con el anuncio del planeado incremento de las fuerzas de detención y deportación de inmigrantes, Mons. Vasquez agregó:

“El aumento anunciado en el espacio de detención de inmigrantes y las actividades de aplicación de la inmigración es alarmante. Destruirá a las familias y generará temor y pánico en las comunidades. Si bien respetamos el derecho de nuestro gobierno federal a controlar nuestras fronteras y garantizar la seguridad de todos los estadounidenses, no creemos que una escalada a gran escala de la detención de inmigrantes y el uso intensivo de la aplicación de la ley en las comunidades de inmigrantes es la manera de alcanzar esos objetivos. En cambio, seguimos firmes en nuestro compromiso con una reforma integral, compasiva y de sentido común. Tememos que las políticas anunciadas hoy hagan mucho más difícil que los vulnerables tengan acceso a la protección en nuestro país. Todos los días mis hermanos obispos y testigo de los efectos nocivos de la detención de inmigrantes en nuestros ministerios. Experimentamos el dolor de las familias separadas que luchan por mantener una apariencia de vida familiar normal. Vemos a niños traumatizados en nuestras escuelas y en nuestras iglesias. Las políticas anunciadas hoy sólo harán que las familias de inmigrantes se vean más en aumento “.

Avanzando después del anuncio, Mons. Vasquez señaló:

“Seguiremos apoyando y solidarizándonos con las familias inmigrantes. Recordamos a nuestras comunidades ya nuestra nación que estas familias tienen un valor intrínseco como hijos de Dios. Y a todos los afectados por la decisión de hoy, estamos aquí para caminar con ustedes y acompañarlos en este viaje “.