El Papa alaba la acogida del Gobierno español al ‘Aquarius': “Sin inmigración, Europa se vaciará”

el-papa-con-un-grupo-de-refugiados_560x280

Acusa a los cardenales de las ‘Dubia’ de actuar “de manera poco eclesial”, aunque las reformas “están en marcha”

La cifra de desplazados forzosos bate un nuevo récord mundial: 68,5 millones de personas

sursudaneses-huyeron-Sudan-violencia-hambre_EDIIMA20170530_0307_19

La cifra de desplazados forzosos bate un nuevo récord mundial: 68,5 millones de personas

En su informe anual, la Agencia de la ONU para los refugiados (Acnur) concluye que la población desplazada debido a las guerras y la persecución creció en 2017 en más de 2,9 millones de personas.A finales del año pasado, 25,4 millones de personas vivían como refugiadas en otros países y 40 millones de personas se encontraban desplazadas dentro de sus países.El 85% de los refugiados se encuentra en países empobrecidos como Turquía,  Pakistán, Uganda, Líbano e Irán.

El DiarioIcíar Gutiérrez 19-06-2018

En los próximos dos segundos, una persona se habrá visto obligada a abandonar su hogar en alguna parte del mundo. Un año más, el número de personas forzadas a desplazarse dentro y fuera de las fronteras de su país vuelve a aumentar y a alcanzar cifras sin precedentes. Al finalizar 2017, 68,5 millones de personas se encontraban desplazadas en todo el mundo debido a la persecución, los conflictos o la violencia generalizada, según la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur).

En su informe anual Tendencias Globales, publicado este martes, el organismo concluye que la población desplazada creció el año pasado en casi 3 millones de personas respecto a 2016. La “magnitud” del movimiento de personas que se está desplazando queda patente en otra de las cifras: solo en 2017, 16,2 millones de personas abandonaron sus casas por primera vez o de forma reiterada. O lo que es lo mismo: 44.500 personas cada día. Se trata, además, de una población muy joven: el 53% son menores, muchos no acompañados o separados de sus familias.

En 2017, Acnur ha registrado el mayor aumento en un solo año del número de refugiados que ha huido de sus países escapando de las guerras, la violencia y la persecución: 2,9 millones más que en 2016. A finales del año pasado, la cifra de refugiados se situaba en 25,4 millones de personas. La mayoría de los refugiados, dos tercios, procedían solo de cinco países: Siria, Afganistán, Sudán del Sur, Myanmar y Somalia.

Un año más, el informe desmonta la “creencia errónea”, dice Acnur, de que la mayoría de desplazados se encuentra en países del hemisferio norte. El 85% de las personas refugiadas vive en países empobrecidos, muchos de los cuales “apenas reciben ayuda para atender a estas personas”. Es decir: cuatro de cada cinco refugiados se quedan en países vecinos.

Por cuarto año consecutivo, Turquía alberga al mayor número de refugiados en el mundo, 3,5 millones de personas. Le siguen Pakistán, Uganda, Líbano e Irán. La mayoría de refugiados, el 58%, vive en zonas urbanas y no en campos o áreas rurales.

El grueso de la cifra de personas que han abandonado sus hogares lo conforman, sobre todo, los desplazados internos, es decir, quienes han huido pero se mantienen dentro de las fronteras de sus países: 40 millones, una cifra que desciende ligeramente respecto a 2016. Otras 3,1 millones de personas esperaban una decisión sobre su solicitud de asilo a finales de 2017.

Las guerras y conflictos continúan siendo, una vez más, las principales causas de desplazamientos. Cerca de cinco millones de personas pudieron regresar a sus hogares en 2017, “aunque muchos lo hacían bajo coacción o en condiciones precarias”, matiza Acnur. Por otro lado, la Agencia de la ONU registró en 2017 las dificultades a las que se enfrentan quienes huyen de sus hogares a otros países, entre ellas, “devoluciones forzosas, politización y estigmatización, casos de encarcelamiento o negación del permiso de trabajo, o incluso el rechazo de varios países al uso del término ’refugiado”.

“Estamos en un punto de inflexión y para que la gestión del desplazamiento en el mundo tenga éxito es necesario un nuevo enfoque mucho más integral, que no deje solos a los países y a las comunidades frente a estas situaciones”, ha afirmado el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, Filippo Grandi, en un comunicado.

Ante las cifras registradas un año más, Grandi ha hecho ha reclamado a los países miembros de la Asamblea de las Naciones Unidas que apoyen el nuevo Pacto Mundial sobre Refugiados. “Nadie se convierte en refugiado por elección, pero cada uno de nosotros sí podemos elegir cómo ayudar”, concluye Grandi.

El Papa clama por un pacto internacional que garantice una migración “segura, ordenada y regulada”

angelus-de-francisco

El Papa clama por un pacto internacional que garantice una migración “segura, ordenada y regulada” | Religión Digital

Sigue leyendo

La campaña «Compartiendo el Viaje» propone compartir una comida con migrantes y refugiados

Compartiendo-el-viaje

Entre el 17 y el 24 de junio, durante la Semana de Acción Mundial de la campaña internacional “Compartiendo el Viaje” [MAS INFORMACIÓN] que Cáritas viene impulsando desde septiembre del año pasado bajo los auspicios del Papa Francisco, numerosas diócesis españolas reunirán a sus comunidades parroquiales en espacios públicos para celebrar una de las actividades centrales programadas para dicha Semana: compartir una comida.

Con esta propuesta, Cáritas quiere avanzar de manera real y visible en el objetivo de la Campaña, que es promover el encuentro personal entre las sociedades de acogida y las comunidades de migrantes y refugiados, compartir las circunstancias que han empujado a estas personas a emprender un viaje y descubrir de tú a tú la realidad humana de la emigración.

Compartir mesa, celebrar la diversidad

La invitación a celebrar a compartir una mesa, además de ofrecer una oportunidad de celebrar la diversidad y tomar conciencia de que todos somos parte de una humanidad, es mucho más que pasar un tiempo con otros para comer juntos.

La alimentación es una de las manifestaciones culturales más significativas de cada país y expresa cómo cada comunidad humana responde a una de sus necesidades básicas que, en el caso de los migrantes, tiene una importancia vital. De hecho, la decisión de muchas personas para salir de sus países tiene que ver con el acceso a la alimentación y a unas condiciones básicas que marcan la diferencia entre la vida o la muerte.

Como señala Francisco, “cuando somos generosos al acoger una persona y compartimos algo con ella –un poco de pan, un puesto en la casa, nuestro tiempo– no sólo no permanecemos pobres, sino que nos enriquecemos”.

“Círculos del Silencio” y comidas

Durante la Semana de Acción Mundial, numerosas Cáritas Diocesanas de todo el país van a organizar, en espacio públicos, “Círculos del Silencio” en solidaridad con los inmigrantes y refugiados, tras lo cual celebrarán una comida con ellos en la que compartirán platos y productos de sus propios países, y recetas españolas tradicionales.

Los “Círculos de Silencio”, una convocatorias que se vienen convocando periódicamente desde hace años en distintas ciudades de nuestro país, son acciones ciudadanas de solidaridad con los inmigrantes y otras realidades de vulnerabilidad, a través de las que se pretende apelar a la conciencia de quienes hacen las leyes, de quienes las aplican y de aquellos en cuyo nombre son hechas. Esta iniciativa, que comenzó en Toulouse (Francia) a finales de 2007 en el seno de una comunidad franciscana y abierta tanto a personas de distintos credos como a no creyentes, agnósticos o ateos, se ha extendido por otros países europeos.

Con motivo de esta iniciativa, en España se ha redactado un manifiesto que será leído públicamente en cada una de las convocatorias que se celebren. Este es su contenido íntegro:

Campaña «Compartiendo el Viaje» / Semana de Acción mundial – 17-24 de junio de 2018

https://www.caritas.es/noticias/la-campana-compartiendo-viaje-propone-compartir-una-comida-migrantes-refugiados/