El Tribunal de los Derechos Humanos sentenció este martes que las autoridades españolas violaron las normas europeas

oticia_normal_recorte1 (1)

España deberá pagar 10.000 euros a dos inmigrantes africanos que fueron expulsados de forma irregular y en contra de sus deseos en agosto de 2014. El Tribunal de los Derechos Humanos de Estrasburgo sentenció este martes que, al deportarlos nada más saltar las vallas que separan Marruecos del enclave norteafricano de Melilla, las autoridades españolas violaron las normas europeas que prohíben expulsiones sumarias y sin posibilidad de recurso. La sentencia puede ser recurrida.

Los inmigrantes, identificados por el tribunal con las iniciales N.D y N.T, procedían de Malí y Costa de Marfil. N.D. nació en 1986. N.T, en 1985. El primer había llegado a Marruecos en marzo de 2013; el segundo, a finales de 2012. Residían en un campamento en el monte Gurugú, cerca de la frontera con Melilla, enclave español en el norte de África. El 13 de agosto salieron del campamento junto con un grupo de subsaharianos para cruzar las tres vallas —dos de 6 metros y una de 3, dice el comunicado de la sentencia— que separan ambos países. En cuanto hubieron cruzado la última valla, la guardia civil los arrestó, los esposó y los condujo a Marruecos.

El problema —y aquí es donde la actuación española topa con el Convenio Europeo de Derechos Humanos— es que lo hizo sin verificar su identidad, sin dejarles explicarse, sin acceso a abogados, ni traductores ni personal médico. Las autoridades marroquíes trasladaron a N.D. y N.T. a la ciudad de Fez, a 300 kilómetros de la frontera. Ambos volvieron a entrar a España a finales de 2014. El primero fue deportado a Malí y el segundo se encuentra en paradero desconocido.

La denuncia por lo irregular de la expulsión de 2012 partió de varias oenegés y fue corroborada por vídeos y testimonios de recogidos por la ACNUR (Agencia de la ONU para los Refugiados). El Tribunal Europeo de Derechos Humanos, establecido por el Consejo de Europa en 1959, vela por el respeto de los derechos humanos en los 47 estados.

El Gobierno español alegó en su defensa que los demandantes no podían acogerse al estatuto de víctimas y que técnicamente los hechos en cuestión habían ocurrido fuera del territorio español. Los jueces concluyeron que al cruzar a un territorio bajo control de las autoridades españolas ya se encontraban de hecho bajo su jurisdicción, y que con su relato del viaje desde su país acreditaron debidamente su estatuto de víctimas. Concluyeron que España había violado el artículo 4 del protocolo 4 del Convenio Europeo de Derechos Humanos, que prohíbe las expulsiones colectivas de extranjeros, y el artículo 13, que garantiza el derecho a un recurso efectivo. Cada uno de los demandantes recibirá 5.000 euros de indemnización.

 

La población extranjera en la provincia de Alicante de la “A a la Z”

Como cada año el Secretariado Diocesano de Migración, ASTI-Alicante, publicamos un informe visual, donde de la “A a la Z” resumimos en cada letra los datos más relevantes de la población extranjera en la provincia. Siendo éste una síntesis del informe “Aproximación estadística a la población extranjera en la provincia de Alicante 2017”.

 Entre otros datos de relevancia, como las autorizaciones de residencia, el número de mujeres en edad fértil, la escolarización, las nacionalizaciones, el empleo…Se destaca, como datos generales, que la Comunidad Valenciana es la tercera con más población extranjera en España con 684.417, el 13,6% de su población total. Habiendo sufrido un descenso de 27.832 personas. El 50,9% de la población extranjera en la Comunidad Valenciana, una de cada dos, vive en la provincia de Alicante; dando lugar a los 342.686 actuales, el 18,7% de su población total. Habiendo descendido un 6%, 21.700 personas menos; especialmente por parte de los británicos que lo hicieron en 12.336, casi la mitad de los que se marcharon con un 43,1%.

 Entre las principales nacionalidades, a 1 de enero de 2016 según datos del INE, además del Reino Unido con 74.349; Marruecos con 37.997 ha incrementado su presencia con 1.351; Rumanía cuenta con 25.955 ciudadanos y de Alemania son 16.918. Rusia, también ha crecido con 431 personas más, alcanzando las16.066. Otras nacionalidades que también aumentaron son Argelia que alcanza la cifra de 14.944, con 520 más; Ucrania con 9.683 lo hizo con 992 y China con un total de 9.225, con 289.

 Más de un tercio de las personas extranjeras que viven en la provincia, el 36,4%, son vecinas de Alicante, Torrevieja, Orihuela y Elche. Siendo estas localidades las que cuentan con mayor número de personas extranjeras empadronadas. Concentrando así 124.783 de las 342.686 personas extranjeras. También se puede comprobar, que la población extranjera supera en número a la población con nacionalidad española en algunas localidades. Aun no siendo las localidades con mayor densidad de población, son las que proporcionalmente tienen un mayor número de población extranjera dentro de sus núcleos. En términos relativos, las más destacadas son Llíber y Rojales quienes ocupan los primeros lugares con un 71,4% y un 70,5%, que son 793 y 12.427 extranjeros/as respectivamente.

 Este material que publicamos tiene un carácter divulgativo especialmente entre el profesorado de los centros educativos a los que llega la entidad durante el curso lectivo que se inicia. Siendo un apoyo formativo sobre la realidad migratoria que acompaña a los talleres con el alumnado de primaria y secundaria. En 3º y 4º de primaria con “Aquí disfrutamos todos”; para 5º y 6º de primaria “Aquí viajamos todos”; y en secundaria a partir de enero, con el título: “Nada que perder, mucho que ganar”. Todos ellos con la finalidad de abogar por la igualdad de trato y la no discriminación. Tanto los citados informes como estos talleres educativos son financiados por el Ministerio de Seguridad Social y Empleo y el Fondo de Asilo, Migración e Integración de la Unión Europea.

Enlace del informe (pudiéndose descargar en PDF, JPG y PWP):

http://astialicante.org/servicios/investigaciondifusion/

MIGRACIÓN: CÁRITAS EUROPA INSTA A LA U.E. A AVANZAR EN EL CAMINO DE LA SOLIDARIDAD EN LUGAR DE CONSTRUIR MUROS

SERVICIO DE NOTICIAS – 14 de septiembre de 2017 – Nº 2.555

En una declaración difundida con motivo del Consejo
de Justicia e Interior que se celebra hoy en Bruselas

Cáritas. 14 de septiembre de 2017.- Cáritas Europa ha difundido una declaración con motivo del Consejo de Justicia e Interior de la Unión Europea que tiene lugar hoy en Bruselas. Este es el contenido de la misma:

Avanzar en el objetivo de la solidaridad en lugar de construir muros

Ante el Consejo de Justicia e Interior del 14 de septiembre, Cáritas Europa exhorta a los ministros de todos los Estados miembros de la UE a que anclen las políticas migratorias con medidas de solidaridad y de responsabilidad, como un programa permanente de reubicación y vías seguras y legales eficientes para llegar a Europa.

Los responsables de la toma de decisiones deberían sentirse reforzados en ese objetivo por la reciente sentencia del Tribunal Europeo de Justicia del 6 de septiembre, que confirmó la validez de los planes de reubicación de refugiados de la UE.

“Cáritas Europa saluda la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión, que envía un inequívoco mensaje positivo sobre los valores de solidaridad y responsabilidad de la UE. Los Estados miembros deben hacer todo lo posible por reubicar a más refugiados de Grecia e Italia”, ha señalado Shannon Pfohman, directora de Incidencia Política de  Cáritas Europa, refiriéndose al hecho de que sólo 28.000 personas han sido reubicadas de Grecia y Italia de la cuota de 160.000 que fue acordada por los Estados Miembros en 2015.

El dolor de cabeza de la regulación de Dublín

El desigual sistema europeo común de asilo ha pasado por dolorosas negociaciones durante meses. La renovación de la regulación de Dublín es clave. Su cláusula impone que es el primer país de entrada de la UE quien debe ser responsable de la solicitud de asilo, lo que ha contribuido al hecho de que los países fronterizos, como Italia o Grecia, estén sobrecargados.

Cáritas Europa opina que el sistema de Dublín está roto y debe replantearse para inyectar más solidaridad entre los Estados miembros y dar la bienvenida a las personas que necesitan protección. Europa necesita urgentemente un mecanismo permanente de solidaridad en temas de reasentamiento para superar soluciones insostenibles como el actual mecanismo de urgencia.

“La Comisión tiene hasta finales de septiembre para entregar un plan de transición claro y humano antes de que termine el plan de emergencia en curso. No podemos abandonar a su suerte a los refugiados que están a la espera de reubicación en Grecia e Italia. Son personas muy vulnerables que se arriesgan a ser presa fácil de los traficantes de seres humanos”, ha declarado Jorge Nuño Mayer, secretario general de  Cáritas Europa.

¿Éxito libio o noticias falsas?

Los Estados miembros se congratulan por la significativa disminución de las llegadas a Italia, que parece haber sido consecuencia de una mayor cooperación con el Gobierno libio. Pero, ¿a qué coste?

Informes preocupantes sobre la situación en el terreno describen cómo los grupos armados libios, supuestamente financiados por el Gobierno italiano, están bloqueando a los migrantes que intentan zarpar de las costas libias, y que tanto las ONG como los migrantes están siendo amenazados y atacados por guardias costeros libios.

Menos migrantes están llegando a Europa, pero un número creciente están atrapados en Libia bajo condiciones que han sido descritas como “el infierno en la Tierra”. Muchos testimonios e informes mencionan abusos, torturas, violaciones y condiciones de esclavitud. ¿Esto está sucediendo realmente con la complicidad de los responsables de la toma de decisiones de la UE en nombre de la gestión de la migración?

Para  Cáritas Europa, los recientes y pequeños pasos que se han dado para mejorar las condiciones en los centros de detención y de acogida en Libia no pueden justificar el terrible destino al que se enfrentan los inmigrantes interceptados y devueltos a Libia. La UE debe dejar de externalizar su gestión fronteriza a países como Libia.

Cáritas Europa lamenta que la UE y sus Estados miembros estén traspasando cada vez más las barreras morales y coqueteando con las violaciones de los derechos humanos para reducir las llegadas de migrantes a la UE.

“Estos métodos son inaceptables y contribuyen a la globalización de la indiferencia que el Papa Francisco ha denunciado tantas veces”, afirma Jorge Nuño.

Cáritas Europa insta a los Estados miembros a no abdicar de los valores y las obligaciones de protección de la UE en aras de frenar la migración. Al contrario, los responsables políticos deben superar su obsesión por la seguridad y dar prioridad a la construcción de un sistema de asilo de la UE coherente y creíble basado en la solidaridad.

A la luz del estado actual del enfoque común de la UE en materia de migración,  Cáritas Europa lanza la siguiente recomendación a los Estados miembros de la UE y a las instituciones comunitarias:

- Los Estados miembros deberían intensificar sus esfuerzos para reubicar a más refugiados antes de finales de septiembre y privilegiar a las personas vulnerables, como los menores no acompañados.

- La Comisión Europea debería proponer un nuevo mecanismo de solidaridad para garantizar una transición rápida hasta que se establezca un mecanismo permanente.

- Los Estados miembros deben ampliar las vías legales y de seguridad a Europa, incluso mediante el reasentamiento, los visados ​​humanitarios, los corredores humanitarios, la reagrupación familiar o los programas de patrocinio comunitario.

- Los migrantes no deben ser devueltos o mantenidos en Libia si ello conduce a violaciones generalizadas de los derechos humanos.

- Las instituciones de la UE y los Estados miembros deberían dejar de penalizar a las ONG que prestan apoyo a los migrantes, tanto en el mar como en tierra firme.