Papa: “Se ha hecho muy poco por las mujeres despreciadas, marginadas e incluso reducidas a la esclavitud”

El Papa Francisco, con la sensibilidad que le caracteriza, vuelve a incidir y a recordarnos la necesidad de acabar de una vez por todas con la violencia que atenaza y discrimina a la mujer, el reconocimiento de su aportación a la sociedad, a la familia y al progreso de la humanidad. Hoy en día la mujer sigue padeciendo situaciones crueles derivadas del mero hecho de haber nacido mujer,  negándosele incluso el derecho a su dignidad y a su reconocimiento como persona humana nacida en igualdad respecto al varón.

 

JORNADA DE ORACION Y REFLEXION CONTRA LA TRATA 8 Febrero de 2016

antonia del olmoUn año más, el Papa Francisco, apoyado por las Uniones Internacionales de Superioras y Superiores Generales, y por el Consejo Pontificio y de Justicia y Paz, nos invitan a todos a participar en Vigilias de Oración contra la Trata de Personas a celebrarse en todo el mundo. Y éste año, precisamente, en el marco del Año de la Misericordia, donde la oración será oportunidad privilegiada para dejarnos sorprender por la “Entrañable Misericordia de nuestro Dios”.

Todos, como pueblo de Dios, estamos llamados a vivir en la libertad de los hijos de Dios, en un mundo esclavizante que utiliza a la persona para el lucro de unos pocos, menoscabando su dignidad, privándole de sus derechos fundamentales y fomentando la cultura del placer inmediato, de la “cosificación” del otro en beneficio propio. Esto ya lo hacían hace siglos, cuando la esclavitud estaba permitida, hasta que la lucha y tesón de nuestros antepasado consiguió prohibir ésta práctica cruel e inhumana. De nuevo asistimos a un crecimiento continuado y alarmante del número de personas en nuestro mundo, y en nuestra vieja Europa, sometidas a situaciones de auténtica esclavitud para el lucho de unos pocos a través de la explotación sexual, laboral, mendicidad, tráfico de órganos……

¿Donde está su hermano?????

Seamos voz de éstos hermanos que sufren amenazas y coacción por las mafias que les explotan, visibilicemos el fenómeno, sensibilicemos a las personas que consumen prostitución,,,,,,, no sigamos ocultando más ésta herida en el cuerpo de Cristo. Las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado se encargan de hacer unos magníficos procesos de investigación y ya han liberado a muchas personas de éstas mafias. Pero cada vez hay más,,,, incluso MENORES DE EDAD,,,, parece ser que incluso se compite entre países de origen de las víctimas para traer al mercado europeo el “producto más fresco”…..

¿Donde está la humanidad?????

¿Qué nos está ocurriendo?????? Cuando el dinero está colocado en el centro  de todo, por encima de la persona y su dignidad…….

Oremos, visibilicemos, sensibilicemos, seamos voz de los sin voz……. cuidemos a las víctimas desde los diversos recursos especializados para una recuperación integral de la persona. Dios nos ha creado libres y hermanos….

Mons. Osoro, en la reunión del grupo Santa Marta: «La trata de seres humanos es una llaga en la carne de Cristo» Destacado

La Casa de Ejercicios San José, de El Escorial, acoge durante hoy y mañana la tercera reunión del Grupo Santa Marta: iniciativa para la lucha contra la trata de personas, impulsada por el Papa Francisco, que involucra a cuerpos de seguridad de varios países, episcopados, organizaciones sociales y representantes de varias confesiones religiosas.

368491f54f5c36b69781fb4df188f170_XLLa reina Sofía ha inaugurado este viernes el encuentro, que reune a cardenales y obispos, activistas sociales y a jefes de Policía de todo el mundo.

Monseñor Marcelo Sánchez Sorondo, gran canciller de la Pontificia Academia para las Ciencias Sociales de la Santa Sede, ha leído un mensaje dirigido por el Papa Francisco para todos los presentes, en el que les recordaba la labor de «estar cerca de las víctimas y acompañarles en su proceso». El grupo Santa Marta está llamado a una tarea decisiva: «autoridades eclesiásticas y civiles, están llamados a estar cerca de las victimas y a acompañarlas en su camino de dignidad y dignidad. Así lo deben sentir los muchos hermanos y hermanas que sufren de la trata humana. Miembros del grupo de Santa Marta, no están solos en esta delicada empresa». Pido a Dios, aseveraba, «les dé la gracia de llevar adelante esta difícil misión, tan delicada, tan humanitaria y tan cristiana de curar las llagas abiertas y dolientes de la humanidad, que son también las llagas de Cristo».

Junto al arzobispo de Madrid, monseñor Carlos Osoro, han estado el director general de la Policía Nacional, Ignacio Cosidó; Francisco Martínez, secretario de Estado de Seguridad, varios obispos y diversos participantes. En su intervención, monseñor Osoro ha señalado que la trata de seres humanos «se ha convertido hoy en una llaga en el cuerpo de la humanidad contemporánea, una llaga en la carne de Cristo». Es un delito contra la humanidad, ha reconocido, ya que «detrás de la trata de seres humanos se enmascara un crimen de lesa humanidad, como es la explotación física, económica, sexual y psicológica de mujeres, hombres, niñas y niños que encadena decenas de millones de personas».

El flagelo atroz de la esclavitud

A pesar de grandes esfuerzos, «la esclavitud moderna sigue siendo un flagelo atroz que reclama nuestra atención y justifica ciertamente este encuentro que estamos teniendo», ha dicho el prelado. Así, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad «son las principales responsables de la lucha contra esta trágica realidad mediante una aplicación rigurosa de la ley, mediante un enfoque basado en los derechos humanos». Y los trabajadores humanitarios, religiosos y sociales están llamados a trabajar en colaboración con las autoridades policiales, «a acoger a las victimas y a proporcionarles calidez humana y la posibilidad de construir una nueva vida».

El grupo Santa Marta, «felizmente impulsado por el papa Francisco», pretende «generar una sinergia entre quienes, desde unas u otras responsabilidades, se ocupan y preocupan por la vulnerabilidad de las personas sometidas a trata», ha añadido.

Cultivar la civilización del amor

Asimismo, el arzobispo de Madrid ha agradecido a monseñor Sánchez Sorondo el mensaje del papa Francisco, con el que «se nos invita a seguir adelante con confianza y con celo apostólico, a no rendirnos ante las dificultades que interpelan nuestra convicción». Hemos de multiplicar esfuerzos, ha continuado, pues la Iglesia, como nos recordaba el Santo Padre, «no puede permanecer inactiva o en silencio ante esta tragedia; no podemos cultivar la globalización de la indiferencia, sino la civilización del amor».

En esta línea, monseñor Osoro confía en que estas jornadas, «al abordar las importantes cuestiones políticas y jurídicas que entrañan la respuesta a esta plaga moderna, analicen también los profundos interrogantes éticos planteados por la trata de seres humanos». Es necesario, ha recordado, «prestar atención a las causas más profundas de la creciente demanda que alimenta el mercado de la esclavitud humana y tolera el costo humano que deriva de él».

Una vida conforma a la dignidad humana

De igual modo, de acuerdo con el prelado madrileño, «es necesario activar mecanismos más eficaces, con cooperación internacional, para prevenir la trata de personas y la rehabilitación de las víctimas en los países menos desarrollados, de los que proviene una parte significativa de las personas objeto de trata».

Estos días, «compartiremos nuestras experiencias y conocimientos sobre este triste fenómeno, nuestras buenas practicas de acogida, de asesoramiento y de apoyo a las víctimas para que puedan llevar una vida, conforme a la dignidad humana», ha subrayado monseñor Osoro, antes de instar «encarecidamente» a los autores y a los beneficiarios de la trata a «abandonar todas las formas de explotación y de violencia y a buscar y entrar en su propio proceso de rehabilitación personal y social».

Sigue leyendo