FRONTERAS SIN DERECHOS: LAS MUERTES DEL TARAJAL

Margarita Martínez Escamilla. Catedrática de Derecho penal. Universidad Complutense de Madrid- Revista Mugak

Tarajal

Hoy se cumplen tres años de la muerte quince muchachos en la frontera de Tarajal. Como se recordará, la madrugada del 6 de febrero se produjo un intento de entrada de un grupo muy numeroso de inmigrantes en Ceuta, bordeando a través del mar el espigón del puesto fronterizo. En esta ocasión la Guardia Civil se empleó a fondo, disparando pelotas de goma y botes de humo muy cerca de –algunos testimonios afirman que directamente sobre- las personas en el agua. A diferencia de otras veces, no se avisó ni a Salvamento Marítimo ni a la Cruz Roja. El resultado fue de quince muertos, numerosos heridos y veintitrés “devoluciones en caliente”. Probablemente el episodio más negro de la actuación del Estado en el control de las fronteras.

Hace menos de un mes la Audiencia Provincial de Cádiz ordenó reabrir la instrucción penal que había sido archivada, por considerarla insuficiente, recordando la necesidad de una especial diligencia en la investigación criminal cuando los implicados son las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y, además, se trata de víctimas vulnerables. Sin duda una buena noticia, pues el Auto de sobreseimiento de la causa produjo en su día una gran indignación entre quienes observamos consternados la violencia estatal que se despliega en las fronteras y cómo estas se han convertido en espacios sin derechos. La titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción núm. 6 de Ceuta, que acordó el archivo mediante Auto de 15 de octubre de 2015, tendrá que volver a pronunciarse, por lo que procede comentar las afirmaciones con las que se sustentó el sobreseimiento, pues no sé si es consciente de su alcance. Destacan tres ideas.

  1. Según el Auto de sobreseimiento, la actuación de la Guardia Civil fue proporcionada, pues “no existe ningún indicio que permita afirmar que los agentes imputados hicieron un uso inadecuado del material antidisturbios, máxime cuando no existe un protocolo que regule la utilización de dicho material en el medio acuático”. Resulta evidente, sin embargo, que disparar pelotas de goma y botes de humo sobre o al lado de personas en el mar, asustadas, algunas con rudimentarios flotadores porque no sabían nadar, crea un riesgo relevante para la vida y la integridad. Afirmar, no obstante, que dicha actuación fue proporcionada supone legitimar –y con ello alentar- semejante despliegue de violencia en las fronteras, aun a costa de la vida; significa justificar que se trate a las personas migrantes como si de peligrosos criminales se tratara. Significa, en definitiva, que semejantes imágenes se pueden volver a repetir.
  2. Se aseveraba además que los inmigrantes no eran personas en peligro en el mar que precisasen ayuda en el sentido de las normas internacionales que cita el Auto, añadiendo –y esta es una expresión mía- que “ellos se lo buscaron” por entrar de noche, en avalancha, con mucha ropa y haciendo caso omiso a las advertencias. Con esto se daba por zanjada la pregunta de cómo pudieron ahogarse quince muchachos delante de tantos efectivos de la Guardia Civil, ahondando en la deshumanización de las víctimas, a quienes la resolución judicial tampoco parece considerar merecedoras del deber ético y jurídico de socorro hacia quien está en peligro, sin ulterior consideración, y cuya omisión es castigada por nuestro Código penal.
  3. También constituyen objeto de la instrucción las devoluciones sumarias de los inmigrantes que, en condiciones penosas, alcanzaron la playa ceutí y fueron devueltos sin ningún trámite ni miramiento. Sin mayor argumentación, y en contra de los reiterados pronunciamientos de instituciones como el Defensor del Pueblo, el ACNUR o el Consejo de Europa, entre otros, se afirmaba que estas prácticas son legales en la actualidad. Pero, ¿qué contenido otorga entonces su Señoría a la disposición legal que invocaba y según la cual “en todo caso, el rechazo se realizará respetando la normativa internacional de derechos humanos y de protección internacional de la que España es parte”? Y, si como juez penal no condenaría a un delincuente sin antes escucharle, ¿qué le hace pensar que los migrantes son de peor condición y no tienen siquiera derecho a la audiencia antes de ser devueltos a las temidas fuerzas auxiliares marroquís?

Lamento ser tan dura en las críticas. Justo es reconocer que se trata de una causa penal harto complicada, pero las afirmaciones comentadas –por otra parte innecesarias para el archivo- no hacen sino alimentar el huevo de la serpiente, que en las fronteras, también en las nuestras, ha eclosionado ya.

Cáritas presenta ante las instituciones europeas tres experiencias de integración positiva de inmigrantes

Cáritas Europa ha dado a conocer varias experiencias exitosas de integración de inmigrantes llevadas a cabo por varias Cáritas diocesanas, una de ella la de Burgos. En este caso, se trata del grupo de conocimiento y diálogo cristiano-mulsulmán, que desarrolla diversas actividades de acercamiento entre ambas comunidades.

La visita del arzobispo a la comunidad de Attaqwa fue una de las iniciativas desarrolladas por el grupo de diálogo cristiano-musulmán

La visita del arzobispo a la comunidad de Attaqwa fue una de las iniciativas desarrolladas por el grupo de diálogo cristiano-musulmán

Cáritas Europa trabaja al servicio de las Cáritas de los diversos países que la componen y realiza una labor de enlace y seguimiento de las iniciativas políticas y sociales que se llevan a cabo en el Parlamento Europeo. Allí se tuvo la oportunidad de señalar ante los miembros de la comisión que el empoderamiento de los migrantes y de las comunidades de acogida es la mejor manera de prevenir la xenofobia.

Las iniciativas que se presentaron fueron recogidas en el informe «Bienvenidos. Los migrantes hacen a Europa más fuerte», publicado el pasado mes de diciembre. Se trata de los casos de Cáritas diocesanas de Bilbao (Estrategia «No te Encalles»), Salamanca (Centro Intercultural «Baraka») y Burgos (Grupo de conocimiento y diálogo cristiano-musulmán).

Acercamiento entre católicos y musulmanes

El de Burgos es un grupo que nace  en agosto de 2008. La mesa diocesana de pastoral con inmigrantes que venía trabajando desde hacía años con personas de diversas procedencias, valoró que no existía un espacio específico para trabajar en el diálogo con las comunidades de esta confesión en Burgos. Se formó en un inicio con cinco musulmanes y cinco católicos. No se buscó trabajar con representaciones oficiales, sino que sus miembros proceden de asociaciones o mezquitas y acuden a título personal, desde un mismo compromiso compartido con el diálogo interconfesional.

Con la colaboración de agentes de Cáritas, se pusieron en marcha reuniones bimensuales en las instalaciones de la calle San Francisco. En ellas se ha vivido estos años un mismo espíritu compartido de trabajo por la paz y el entendimiento; y cada año se han organizado unas jornadas de diálogo para avanzar en el conocimiento mutuo. Este año 2017 se organizarán las IX jornadas.

Ademas, durante este tiempo se han realizado diversos gestos. La pasada Nochevieja, el arzobispo de la diócesis, don Fidel Herráez, acudió a la mezquita abierta en la calle doctor Fleming, la cuarta de las que se encuentran en la ciudad (también hay comunidades musulmanas organizadas en Aranda, Briviesca y Miranda). Allí se hizo presente y tuvo la oportunidad de saludar a miembros de esa comunidad islámica.

 La iniciativa, en palabras de José Luis Lastra, actual vicario pastoral e impulsor del grupo, «ha sido sencilla pero ha venido a llenar un vacío importante. Actualmente, con la reestructuración que se está valorando en la diócesis, se planteará la posibilidad de ampliar la delegación de ecumenismo y darle competencias en el ámbito de las relaciones interconfesionales».

Una nueva tragedia que ha de golpear la conciencia cristiana

DIÓCESIS DE CÁDIZ Y CEUTA – Publicado: 30 de Enero, 2017

La comunidad cristiana del arciprestazgo de Tarifa- Vejer, con sus sacerdotes al frente, realizará un acto de oración el miércoles 1 de febrero a las 12:00 h. en la Playa de la Mangueta para pedir por el menor encontrado muerto en esta costa hace tres días y todos los que pierden su vida en el Estrecho.

inmigrantes

El hallazgo del cuerpo sin vida de un menor inmigrante de origen subsahariano de unos seis años en las inmediaciones de la playa de la Mangueta en Zahora (Barbate), el pasado viernes, ha vuelto a poner de manifiesto la dura realidad de miles de personas que pierden la vida en el mar intentando llegar a las costas europeas.

Un hecho que ha sido denunciado desde el Secretariado diocesano de Migraciones de nuestra diócesis que, cada día, trabaja con los migrantes tanto en los CIE, como en el Centro Tierra de Todos o a través de la Asociación Cardjin, en su inserción, ayuda legal y humanitaria una vez que llegan a nuestras costas. 

 

‘El Tarajal: desmontando la impunidad en la frontera sur’

muertos-en-el-tarajal_270x250Documental de investigación en la Jornada del Migrante y Refugiado 2017

(Peio Sánchez).- Ofrecemos para la Jornada Mundial del Migrante y Refugiado este documental de investigación. Sobre la tragedia de El Tarajal donde fallecieron 15 inmigrantes al intentar llegar a nado a la playa ceutí cuando fueron interceptados por un fuerte despliegue policial que usó pelotas de goma para impedir su acceso a tierra.

La película dirigida por Xavier Artigas y Xapo Ortega, autores de la controvertida película ‘Ciutat morta’. Este proyecto audiovisual promovido por Marc Serra, jurista del Observatorio Derechos Económicos, Sociales investiga los hechos y ofrece entrevistas de análisis con la filósofa Judith Butler, Kalir Barak antropólogo de la Universidad de Amsterdam, Gonzalo Boyé del Observatorio DESC o Laia Serra de la Comisión de Defensa del Colegio de Abogados de Barcelona.

Emitido por el canal 33 y con fuerte presencia en las redes sociales realiza una análisis de fondo para comprender que más que un caso de negligencia ocasional forma parte de un plan político de impermeabilización de las fronteras desde criterios definidos estratégicamente por la Unión Europea.

En estos momentos, tres años después, la audiencia provincial de Cádiz ordena la reapertura del caso gracias a los recursos interpuestos por la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), la Asociación Coordinadora de Barrios para el Seguimiento de Menores y Jóvenes, y la Asociación Observatori de Drets Humans.

Esta propuesta nos permite conocer una visión diferente de la versión oficial y nos permite profundizar en las causas de una holocausto oculto. Como el arzobispo Agrelo denuncia “Quince hijos míos murieron en la playa; usted pudo salvarlos y no lo hizo: yo le hago responsable”.

Más que un caso de negligencia ocasional forma parte de un plan político de impermeabilización de las fronteras desde criterios definidos estratégicamente por la Unión Europea

DOCUMENTAL: https://www.youtube.com/watch?v=lhKD6MKRbY8